Cuidado de la Piel

 

El rostro necesita de mucho cuidado para que se vea y se sienta bello, pero no le quites importancia al resto de tu piel y cuerpo, que necesita iguales o más mimos que tu rostro. Todas sabemos que la higiene es primordial, pero no es suficiente para le cuidado de la piel del cuerpo. Debes hidratar frecuentemente tu epidermis para evitar que se torne opaca, seca y descamada. También es fundamental exfoliar regularmente el cuerpo y para que tu piel tenga una textura de seda, no puedes olvidarte de la depilación, a demás de que el vello corporal es antiestético y antihigiénico.

La piel mas fina y sensible del cuerpo es la del cuello y el escote, por lo tato se aconseja exfoliarlo, hidratarlo y nutrirlo. Estos tres aspectos puedes realizarlos con productos faciales. Tampoco olvides beneficiar a la espalda, la cual es poderosamente seductora.

El pecho es otra zona muy sensible, la cual no debe ser agredida, si en le proceso de exfoliar utilizas una esponja vegetal o un guate de crin, realízalo con suavidad sobre tu pecho y evita frotar sobre el pezón.

Un síntoma claro de hidratación profunda en tus piernas, es la descamación que se presenta principalmente en pantorrillas y muslos. Las células muertas de tejido epitelial deben ser arrastradas con un producto exfoliante.

La zona de las plantas de los pies, es propensa a la sequedad y deshidratación. Para mejorar esto debes exfoliar e hidratar a fondo. Un aliado para este proceso es la piedra pómez, porque a demás de suavizar, evitara la formación de callosidades.

Las zonas más ásperas de la piel suelen ser en las rodillas y codos. Para que la crema hidratante penetre de forma efectiva, refuerza la hidratación y exfolia con frecuencia ambas zonas con un guante de crin.

El pelo corporal unido al sudor, en las zonas de la ingle y las axilas, expele unas bacterias que, en contacto con el aire son el causante del mal olor. Así que asegúrate de tener todos los días estas zonas bien depiladas.

Es muy frecuente que en las zonas externas de los brazos se acumulen granitos. Con la ayuda de la exfoliación y el guante de crin podrás eliminarlos, siempre y cuando seas constante en la hidratación de la piel de esta zona.

Sigue el siguiente orden para optimizar el máximo cuidado del cuerpo: depilarse, exfoliarse (preferentemente con guantes de crin o de lufa), añade aceite aromatizante, luego con la piel seca extiende inmediatamente la loción hidratante en todo el cuerpo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *